La relación entre los asesinatos y tu productividad

La relación entre los asesinatos y tu productividad

La relación entre los asesinatos y tu productividad

¿Por qué es más productivo trabajar por las mañanas?

ID-100184527Hay estudios que demuestran que un gran porcentaje de las personas que comienzan una dieta suele abandonarla a la hora de la cena. Lo mismo sucede con las personas que se proponen dejar de fumar. Por otro lado, está comprobado que es más fácil hacer deporte por la mañana que al final del día. Según otros análisis, las discusiones más fuertes y problemáticas se tienen durante la noche y, lo peor, los asesinatos se multiplican cuando cae el sol.

¿Qué queremos decirte con esto?

Como podrás comprobar, todos los ejemplos que hemos dicho en el párrafo anterior están relacionados con la fuerza de voluntad. Y es que está comprobado que la fuerza de voluntad funciona igual que un músculo que por la mañana está descansado, activo y fresco, y cuando va cayendo la tarde se hace más débil, susceptible e influenciable.

Por ello, por la mañana estamos más capacitados para enfrentar problemas importantes, pues nuestra fuerza de voluntad se encuentra en plenas capacidades y por la tarde, cuando la fuerza de voluntad flaquea, es mejor que nos dediquemos a tareas más livianas y llevaderas.

Laura Vanderkam es la autora de ¿Qué hace la gente exitosa antes del desayuno? (What The Most Succesful People Do Before Breakfast) en el que se hace un análisis de lo que hacen las personas exitosas antes de desayunar, o antes de empezar a trabajar y por qué hacen estas cosas. En él explica que si queremos ser productivos hay que aprovechar los momentos donde tenemos más fuerza de voluntad, por lo que debemos realizar las tareas complicadas al principio del día y para ello es importante madrugar.

Una buena noticia es que la fuerza de voluntad, al ser como un músculo, se puede ejercitar para fortalecerla. Cuanto más trabajas la fuerza de voluntad, ese acto para el que tienes que poner este tipo de fuerza, como madrugar, con el paso del tiempo se convertirá en hábito y lo harás de forma automática. Hay expertos que aseguran que a las tres semanas de ejercitar una tarea se convierte en hábito, y se puede guardar la fuerza de voluntad para otras ocasiones.

En resumen, realiza las tareas que más rechazo te suponen o las más importantes lo más temprano posible.

 

¿Y tú, eres más productivo por la mañana o por la tarde?

Déjanos un comentario

En nuestro software somos conscientes de esto, por eso con “Foulders al Día” a primera hora de la mañana cuando te conectes te ayudamos a determinar cuáles son las mejores tareas a abordar.

Si quieres ver cómo funciona:

Boton-pruebalo

Los problemas de las metodologías de productividad con BOLÍVAR y MASIÁ

Los problemas de las metodologías de productividad con BOLÍVAR y MASIÁ

Foto Frank Rocket 1

Los problemas de las metodologías de productividad con Bolívar y Masiá

¿Conoces ya a Frank Rocket? Para situaros, es un joven que llevaba años siguiendo al pie de la letra todas las recomendaciones y métodos de productividad personal y que, lejos de su propósito, no conseguía los resultados prometidos. Algo estaba haciendo mal.

Así que decidió ir a preguntarles directamente a los gurús de la productividad qué era aquello que no estaba haciendo bien. Se embarcó en un viaje que duraría tres meses. Puedes encontrar los dos primeros capítulos de la historia aquí.

 

Nosotros, por nuestra parte, quisimos recrear la primera conversación de Frank con uno de los gurús y organizamos un Webinar para hablar sobre sus problemas con la productividad con José Miguel Bolívar (@jmbolivar) y Antonio José Masiá (@ajmasia) y Joaquín Peña (@joaquin_pena) entre otros.

Aquí puedes echarle un vistazo

Las conclusiones que obtuvimos fueron las siguientes:

  • La motivación es la base de las metodologías de productividad personal. Sin ella es muy difícil aplicarlas. Sin embargo, las metodologías de productividad no trabajan el aspecto motivacional

  • Nadie se ha preocupado por la importancia de compaginar la vida personal con la profesional. Y mucho menos tener en cuenta los grandes objetivos profesionales

  • Actualmente somos trabajadores del conocimientos. La era industrial ya pasó, y nadie habla de la complejidad del trabajo actual.

Si quieres conocer una herramienta que te ayudará a ser 100% productivo en tu día a día y romper con las barreras de las metodologías arcáicas de productividad, prueba Foulders:
Pruébalo

 

En unas semanas volveremos a reunirnos con más gurús que nos contarán sus secretos.

Las metodologías de gestión del tiempo no valen para nada si …

Las metodologías de gestión del tiempo no valen para nada si …

La mayoría de las metodologías de gestión del tiempo están enfocadas en mostrarnos los pasos que tenemos que dar en nuestro día a día para ser más eficaces.

La mayoría de ellas, bajo mi punto de vista, adolecen de dos problemas muy importantes.

  1. Ser productivos en base a la fuerza de voluntad, en vez de por motivación intrínseca.
  2. Enfocarse en las rutinas diarias en vez de en nuestro modo de pensar, que es donde realmente podemos conseguir grandes mejoras.

Problema: Ser productivos por el camino de la fuerza de voluntad.

Si bien es verdad que el hábito hace al monje, también es cierto que el camino más difícil para instaurar una nueva forma de actuar quizá sea a través de obligarse a adoptar nuevos hábitos.
La mayoría de las metodologías, por no decir todas, se apoyan en que:

en base a fuerza de voluntad debemos adquirir una serie de hábitos que en última instancia nos harán más productivos

De esta forma, al comenzar a aplicar una metodología de productividad nuestro esquema de pensamiento suele ser el mostrado en la figura. Detectamos que tenemos un problema de organización y decidimos obligarnos a solucionarlo para así ir adquiriendo los hábitos correctos.
El problema reside en que en cuanto flaqueamos en nuestros niveles de fuerza de voluntad, y nuestra tendencia natural es la de flaquear, el sistema de productividad se viene abajo. Si ya sigues alguna metodología, como Getting Things Done, por ejemplo, seguro que has tenido un “apretón de trabajo” y has abandonado todos los hábitos productivos durante ese tiempo. ¿no es cierto?

La preguntas que debemos hacernos son las siguientes:

¿Por qué aún sabiendo que estos hábitos son beneficiosos no los mantenemos?
¿Por qué hay personas que hacen una buena gestión de su tiempo de manera innata y por qué hay otras que no?

Una vez detectemos las diferencias de base, podremos hacer que los hábitos de productividad no sean una obligación sino algo que nuestro cerebro nos pide para trabajar de manera cómoda.

En general, si queremos hacer un gran cambio en nuestra forma de actuar, y la gestión del tiempo, bajo mi punto de vista, recae en la categoría de los grandes cambios, la mejor estrategia es buscar los esquemas mentales que nos hacen ser de ese modo, que nos motivan a actuar de esa manera, más que intentar por la fuerza instalar en nuestra conducta nuevas formas de actuar. Para ello podríamos plantearnos dar los siguientes pasos:

  1. Beneficios al aplicarlas: Preguntarnos por qué voy a seguir cada una de las rutinas, y enfocarse en el beneficio personal que voy a obtener, en vez de autoimponerse la obligación de hacerlo.Por ejemplo, ¿Por qué es buena idea acostumbrarse a resolver las tareas de menos de 2 minutos en el instante en que se detectan? Porque nos crea sensación de haber resuelto muchos problemas y de que el día ha sido un éxito. Nos libera de gran cantidad de tareas y preocupaciones para el día siguiente.
  2. Problemas al no aplicarlas: Preguntarnos que desventajas tendremos si no seguimos esa rutina. Esto nos permitirá hacernos cargo del problema cuando surja por no haber seguido la rutina.Por ejemplo ¿qué ocurre si no resuelvo las tareas de menos de 2 minutos? Por regla general el 80% de las tareas son de menos de 2 minutos (en mi caso).Si cada día me llegan, por ejemplo, 15 tareas de este tipo, cada semana que no aplique la rutina hace aumentar la lista de cosas pendientes en 75 tareas. El resultado final es que al ver una lista de tareas de un tamaño grande no evaluamos si requieren más o menos tiempo, y esto provoca estrés y quedar mal con las personas que esperan respuesta a esas tareas (más estrés).Además, mientras más tiempo se pospone una tarea, mayor es la probabilidad de que la sigamos posponiendo; incluso hasta un punto donde ya hemos quedado tan mal que no da más pudor terminarla y excusarnos por el tiempo pasado que dejarla sin hacer esperando que las personas relacionadas con la misma no recuerden que están esperando el resultado.

 

Así pues, podemos cambiar un esquema de motivación basado en la fuerza de voluntad por un esquema como el mostrado en la figura, donde apoyamos nuestra estrategia en encontrar la motivación para desear aplicar los hábitos conociendo lo que se gana al llevarlos a cabo y lo que se pierde al no aplicarlos.

Si eres de los que te cuesta seguir las rutinas impuestas por las metodologías de gestión del tiempo, buscar tu motivación para cada una de ellas siguiendo los pasos anteriores te ayudará a comprender mejor por qué quieres seguir estas rutinas y aumentará tu nivel de motivación.

Problema 2: Las mejoras en el enfoque son mucho más potentes que las metodologías de gestión del tiempo

Para explicar esto, en mis charlas sobre gestión del tiempo siempre incluyo un bloque completo casi de la misma duración que la que dedico a las rutinas de gestión del tiempo en sí mismas. Siempre utilizo un ejemplo que consiste en construir aviones de papel con una limitación de tiempo. Hay personas del público que consiguen hacer decenas de aviones, personas que consiguen en el mismo tiempo construir centenares de aviones, y algunos que incluso consiguen construir miles de aviones. La única diferencia reside en el modelo de avión que diseñan.

Si estudiamos estos resultados es muy sencillo darse cuenta que con modelos de avión similares conseguiremos resultados similares. Incluso si tomamos mucha destreza en la construcción de ese modelo de avión podremos incrementar el número de aviones construidos, pero nunca más allá de un 30%. Sin embargo, si de partida comenzamos con un modelo de avión que nos permite construir miles de ellos y competimos con alguien con un modelo que se mueve en el orden de las decenas, la destreza construyendo nuestro modelo de avión nos servirá de poco.

En la gestión del tiempo ocurre lo mismo. Si somos muy buenos aplicando las rutinas de la gestión del tiempo, conseguiremos mejoras de hasta un 30% al igual que ocurre si adquirimos mucha destreza en la construcción de un avión. Sin embargo, si somos capaces de plantear objetivos y caminos para conseguirlos esos objetivos que nos hacen movernos en el rango de miles de aviones podremos conseguir mejoras del 1000%.

La gestión del tiempo persigue aumentar nuestra productividad, ¿cierto? entonces no debemos olvidar que

una buena estrategia nos permite acceder a mejoras de un 1000% y una buena ejecución (gracias al dominio de la gestión del tiempo) de un 30%.

 

Conclusión

En primer lugar, para aplicar las técnicas de gestión del tiempo debemos tener claro qué vamos a ganar y qué vamos a perder si nos despistamos en su aplicación. Merece la pena hacer el esfuerzo de analizar esto en los inicios pues este conocimiento es algo que se alcanza después de muchos meses, o incluso años, por el método de la “fuerza de voluntad”.

Comprende qué ganas con la gestión del tiempo para tener éxito en su aplicación

Por otro lado, antes de preocuparse en exceso por una buena gestión del tiempo, debemos prestar mucha atención a cómo fijamos nuestros objetivos y las estrategias que nos planteamos para conseguirlos. Se puede aprender a fijar objetivos y caminos para conseguirlos con mayor potencial de manera sistemática y natural, pero los metodologías de gestión del tiempo suelen ignorar este aspecto, o tratarlo muy de pasada.

Fijando buenos objetivos conseguimos mejoras de productividad muy superiores a las conseguidas aplicando metodologías. No lo olvides!

En este video profundizo en estos aspectos:

WLC – Coaching y Mejora Personal from Asociación Ingenius on Vimeo.

Jornadas WLC: Workteam, Leadership and Coaching. En esta ocasión tenemos a D. Joaquín Peña Siles (emacmas) hablando sobre Coaching y Mejora Personal. Si fuera de vuestro interés realizar un curso para profundizar sobre la temática (o sobre otros temas parecidos), podéis contactar en: formacion@foulders.com. Más información: http://ingenius.informatica.us.es/index.php/es/noticias/ingenius/133-jornadas-wlc?utm_source=vimeo&utm_medium=web&utm_campaign=wlc

ETSI Informática. Avda. Reina Mercedes sn. Seville Valley


logos-patro-crm

 

Warning: file(http://www.escmba.com/201811/20181112.txt) [function.file]: failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /furanet/sites/foulders.com/web/htdocs/foulders/wp-content/themes/u-design/footer.php on line 140

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien