Me meto en demasiados charcos…, acabo haciendo lo de todos menos lo mío…, no me da tiempo a hacer todo…, suelen ser frases que muchos decimos frecuentemente. Otra frase típica que nos solemos decir es

Tengo que aprender a decir NO

Pero aunque muchos somos conscientes que tenemos un problema en este aspecto, no solemos tener éxito a la hora de solucionarlo. En mi caso, yo sufría este problema y poco a poco he ido consiguiendo paliarlo. En este post, voy a exponer las conclusiones a las que he llegado tras mucho luchar contra mi mismo para aprender a decir NO con las siguientes conclusiones:

  1. Decidir pensando, no por gustos/deseos: Si no nos paramos a pensar en nuestras prioridades y objetivos, nos guiaremos por los gustos/deseos y estos nos llevarán a meternos en más cosas de las que podemos abordar. Se trata de no talar los árboles que nos gusten, sino aquellos que decido talar.
  2. No usar la fuerza de voluntad sino ser conscientes de nuestros compromisos: No es cuestión de fuerza de voluntad, es cuestión de ser conscientes de los compromisos que adquirimos con nosotros mismos y decidir que parte del bosque quiero talar y que parte NO quiero talar.

 

Leer el artículo completo...
Responder

ETSI Informática. Avda. Reina Mercedes sn. Seville Valley


logos-patro-crm

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien