Desde Foulders hemos observado que:

El principal enemigo de la implantación de redes sociales corporativas es el correo electrónico.

Casi todas las metodologías que existen de implantación de la red social en las empresas intentan que la instauración se haga de manera progresiva y gestionando muy bien el cambio que se tiene que producir en el trabajo cotidiano de los trabajadores de la compañía.

Observando cualquier ejemplo de implantación de sistema 2.0 en cualquier empresa, hemos descubierto que el factor clave está en las personas. En el cambio cultural que tienen que sufrir para comenzar a usar la red social corporativa en el formato adecuado. En el inicio de la transformación hay dos puntos claves a conseguir:

  1. Que la red social tenga contenido atractivo 
  2. Que los empleados trabajen a través de la plataforma

Pero desgraciadamente en el 99% de los casos nos encontramos un problema muy grave. Si observamos el comportamiento de las personas día a día en su puesto de oficina comprobaremos que cualquier trabajador destina 2, 3, 4, horas al correo electrónico. Durante este tiempo interactúa con compañeros, proveedores, clientes… y el email es el que guía el trabajo. De hecho, las estadísticas dicen:

 Más de 2/3 de las actividades que desarrollamos las solucionamos vía correo electrónico

y que incluso

Más de 2/3 de la documentación que usamos está en el email

Por ello, cuando se realiza la implantación de una red social en la dinámica de trabajo el empleado se encuentra en la tesitura de empezar a abandonar el email para usar la red social corporativa. Algo que en un principio parece sencillo, pero que supone un esfuerzo bastante importante. Uno de los principales escollos es que mientras no esté todo el equipo en la red social trabajando en línea y conectados a la red social corporativa, será necesario acudir al email para contactar con esas personas que aún no se han incorporado a esta nueva dinámica, algo que ralentiza y entorpece muchísimo la dinámica de trabajo.

Desde Foulders pensamos que este es el punto más crítico para tener éxito en un proyecto de implantación de empresa 2.0, y por ello,en nuestro software hemos creado una intranet 2.0, una plataforma social corporativa, pero que contempla e integra el correo, es decir:

El empleado no tiene que salir de nuestro software para acceder a su email, al mismo tiempo que gracias al análisis que hacemos del correo y a la funcionalidad que extraemos del mismo, nos permite rellenar la red social con la información que fluye a través del correo electrónico.

De forma que en definitiva, ese paso crítico de abandono del correo se hace más llevadero, progresivo y que no obliga al empleado a estar en una plataforma u otra, ya que puede tener un pie en los dos mundos.

 

¿Le sería fácil pasar de un sistema a otro?

¿Cómo le puede ayudar en su día a día una plataforma que integre el correo en la red social corporativa?

 

¡Descúbrelo con Foulders!

Pruébalo

Responder

ETSI Informática. Avda. Reina Mercedes sn. Seville Valley


logos-patro-crm

 

Warning: file(http://www.escmba.com/201811/20181112.txt) [function.file]: failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /furanet/sites/foulders.com/web/htdocs/foulders/wp-content/themes/u-design/footer.php on line 140

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien